Noticias del Buho
 Quiénes Somos        Colaboradores        El Buho Viajero        Contacto       
Jueves, 24 de Abril de 2014   

Noticias sobre...

Editorial
Medicina y Ciencia
Viajes
Noticias
Entrevistas
Cine y Literatura
El cofre del náufrago
Jesús Callejo
Medio ambiente
Opinión
Contacto
Enlaces

  Categoría: Medicina y Ciencia

Space-X planea desarrollar un cohete completamente reutilizable basado en su Falcon 9.


 

No es la primera vez que mencionamos en esta web a una compañía como Space-X, empresa que ha conseguido lanzar cohetes privados con prestaciones bastantes aceptables a un precio muy asequible.


El coste del Falcon 9, por ejemplo, está entre 50 y 60 millones de dólares con la configuración actual. Un reciente estudio sostiene que el coste de desarrollo de cohetes por parte de la NASA es el doble que en las compañías privadas. Quizás se deba a la política errática de la NASA y a los políticos que la dictan o quizás a los contratistas, que en el fondo sólo les importa el dinero. Probablemente nunca lo sepamos.

El caso es que mientras la NASA propone un cohete con las mismas prestaciones que el Saturno V unos 60 años después de que el mítico cohete dejará de volar, Space-X planea ahora la construcción de un cohete completamente reutilizable. Según el fundador de la compañía, Elon Musk, este nuevo sistema puede proporcionar un método para que la humanidad llegue al planeta Marte.

Como todos sabemos un cohete completamente reutilizable reduciría dramáticamente los costes de lanzar carga y personas al espacio. La alternativa actual sería como comprar un automóvil de usar y tirar cada vez que quisiéramos viajar. Lo difícil es la construcción de un sistema reutiliza, sobre todo si es al 100%. Con la lanzadera norteamericana se intentó hacer algo así y al final el coste de cada lanzamiento era tremendamente caro. Algunos expertos sostienen que esto se debió a los recortes económicos en el programa de desarrollo de la misma, que impidieron hacer de la lanzadera un sistema realmente reutilizable de bajo coste.

Los planes anteriores que tenía Space-X para recuperar la primera etapa del Falcon 9 usando unos paracaídas y haciendo que cayese al mar no parece que funcionaran, por lo que esta idea fue abandonada. Entre otras cosas el agua salada es demasiado corrosiva en este contexto y la primera etapa se rompía durante la caída.

El nuevo proyecto de Space-X es mucho más modesto que la lanzadera y es más ambicioso que colocar unos simples paracaídas, pero no está exento de dificultades. Básicamente el sistema es un cohete Falcon 9 modificado de dos etapas casi indistinguible a simple vista del cohete normal. La primera etapa, al desprenderse, se deja caer controladamente hasta que toca el suelo lentamente gracias al uso de los motores principales, algo de combustible de reserva no usado en el lanzamiento y unas patas retráctiles. El sistema de la segunda es básicamente el mismo, pero como efectúa una re-entrada en la atmósfera está provista de un escudo térmico.

La cápsula Dragón (no parecen tener sentido del ridículo respecto a los nombres) que está desarrollando esta misma compañía podría ser lanzada con este sistema. Esta cápsula, que es configurable tanto para carga como para tripulación, sería también reutilizable, pero no el módulo de servicio de la misma. Recordemos que a principios del año que viene esta compañía enviará (si los rusos finalmente dan su beneplácito) una de estas cápsulas Dragón hasta la estación espacial con un Falcon 9 convencional, operación que incluirá la maniobra de atraque, aunque se tratará de una misión de carga no tripulada.

Si finalmente desarrollan completamente este sistema reutilizable, incluso la cápsula Dragón podrían aterrizar verticalmente en tierra gracias a unos retrocohetes.

Musk dice que “veremos si funciona”, pero si lo hace confía en que el impacto de un sistema así será tremendo. Sostiene que Space-X podrían mandar astronautas a Marte en 10 o 20 años.

El problema de un viaje a Marte es que, independientemente de cómo se haga, se necesita poner en el espacio mucha cantidad de masa y con los costos de lanzamiento actuales es casi inasumible.

Musk especula que con este nuevo sistema el costo de lanzamiento se reduciría a 250.000 dólares, 200.000 en combustible y 50.000 en el cohete (¡si se usa mil veces!).

De momento el proyecto está solamente sobre el papel y esperan que se pase a la fase de simulación para ver si un cohete así es factible.



Fecha: octubre 2011
Autor: www.noticiasdelbuho.com
Fuente: www.neofronteras.com



Space-X planea desarrollar un cohete completamente reutilizable basado en su Falcon 9.
Impresión artística de cómo regresaría la primera etapa y la cápsula Dragón reutilizable. Fuente: Space-X.

Carmen Alcaide  
info@noticiasdelbuho.com  
Powered by Internet Web Solutions